Nacho Cano indignado por la acusación de plagio de su composición

En la noche del lunes, el programa Hora 25, de la Cadena Ser, emitió un fragmento de la obra “Música para una boda”, compuesta por Nacho Cano para el Príncipe Felipe y Letizia Ortiz. Seguidamente lo comparó con otro fragmento de una obra del compositor belga Win Mertens con el fin de que los oyentes compararan el supuesto parecido. La insinuación de plagio, por parte de la emisora, ha sido acogida por Nacho Cano con mucha indignación.

Un peritaje realizado ayer tarde por la Sociedad General de Autores -a petición del propio Nacho Cano- demuestra que «no hay ni una sola nota igual», manifestó el representante del compositor, Miguel Ángel Sánchez. «En esos dos fragmentos se escuchan notas de piano, pero es como comparar una sevillana con una jota aragonesa», argumentó. La ley considera plagio a partir de ocho compases iguales. En las obras de Cano y Mertens «no hay uno igual», reiteró el representante.

La Cadena Ser, explicaba Miguel Ángel Sánchez, ha pedido perdón al compositor, atribuyendo la ‘metedura de pata’ a un malentendido.

El CD de Música para una boda, que ha entusiasmado a la mayoría de las personas que lo han escuchado, dura poco más de nueve minutos y ya ha salido a la venta. Nacho Cano va a destinar los derechos de autor a los familiares de las víctimas de los trágicos atentados del 11-M.